Simao Pinto… Uno de los riders con más talento del skimboarding europeo. Desde muy joven ya destacaba con exquisitas maniobras y grandes resultados en competición y en este 2016, ha conseguido alcanzar una de sus grandes metas, proclamarse campeón nacional del circuito portugués.

En 2015, un año muy difícil para él en lo personal, Simao se alejó de las playas en días de competición. Falta de motivación, poco entrenamiento, bajo rendimiento… Con el año nuevo y un propósito claro, renovó sus energías para volver a ser competitivo y sobretodo, disfrutar de una de sus grandes pasiones, SKIMMAR. Sin stress de patrocinios, ni presiones de ningún tipo.

Con esas premisas se dio la charla que cambiaría el rumbo de los acontecimientos, se buen rollo y con todo dicho en una declaración de amor por ambas partes. Quería pertenecer al team Dogflut por encima de cualquier otro proyecto, aunque por aquel entonces era casi imposible para nosotros, ya que teníamos el equipo y presupuesto cerrados… Cabe decir que Simao, un grande, aceptó estar en prueba durante un año, para ver como iban las cosas y si las dos partes estábamos satisfechas. Algo que no se adecúa precisamente a un skimboarder de su talento, palmarés y nivel… Pero que le honra de todas, todas.

Al cabo de unos meses, la decisión de que se reajustarían presupuestos y sería parte del equipo de inmediato estaba tomada.

Mientras nuestros riders iban dando caña en los campeonatos del circuito portugués, demostrando que sobra talento, el vigente campeón, nuestra leyenda, Hugo Santos, no tomó parte en esta temporada 2016 tras volver en 2015 para recuperar su título.

Ricardo Dias, Simao Pinto y Eduardo Joaquim, al fin recuperado de una larga y tediosa lesión, se colaban en las rondas finales de los diferentes campeonatos y se repartían los puestos en el podio, junto con nuestro amigo Valentín, que no es rider del equipo (no hay sitio para todos), pero skimma con una tabla Dogflut y es genial ver que le va tan bien.

Con la suspensión de una de las etapas, Los cuatro llegaban con opciones de proclamarse campeones en la mítica etapa de Sao Pedro de Estoril, un día para demostrar técnica y sangre fría. Se llegó a una fantástica final en la que Simao, Ricardo y Ed acabaron primero, segundo y tercero, respectivamente. Todo un logro que convertía a Simao en el heredero del título de Hugo, mientras Ed fue tercero a una distancia mínimísima de ser subcampeón y Ricardo, cuarto.

Sólo cabe felicitar y estar orgullosos de los nuestros.